Zapatos con Alma

Imagen 096

Alma Shoes nació de la intención de superar un modelo tradicional de hacer y vender zapatos.

Se impone un mercado globalizado donde una competencia feroz está dejando fuera de juego a una parte importante de nuestra industria, además la crisis en el consumo interno derrumba modelos basados en economías de escala, obligando a muchas empresas a realizar cada vez más prototipos (con el coste que supone), y que nacen limitados por requisitos de coste, y todo para hacer volúmenes de producción cada vez más reducidos.

Creo que los países emergentes y especialmente China se están preparando para abordar la gama media de producto y esto puede tener consecuencias trágicas para una parte importante de la industria que se mantiene inflexible dentro de unas creencias limitadas por paradigmas incuestionables.

Cuando analizo las tendencias de futuro me quedo con esta percepción:

  • Se extinguen los sectores tradicionales tal como los entendíamos, las nuevas propuestas de valor se basan en  espacios que tienden a facilitarme experiencias y a emocionarme.
  • Como consumidor sé lo que quiero y exijo información, necesito aportar mi punto de vista, quiero denunciar o felicitar, es más, quiero participar en el proceso creativo y aspiro a customizar mi producto, para que sea único, personal, para ser diferente de la masa que calza los mismos productos repetidos de las multinacionales.
  • Pónmelo fácil, utiliza la tecnología para que juegue a buscar esa combinación que me atrae y verla de forma virtual.
  • Exijo más información y aspiro a encontrar productos ecológicamente sostenibles, saludables con la salud, que respetan el medio ambiente y son responsables socialmente. Como consumidor quiero llevar un calzado cómodo, adaptado a mi pie, que no contamine el planeta y represente una apuesta por unas relaciones basadas en el bien común y no en la explotación.
  • Además quiero llevar zapatos hechos a mano con el cariño tradicional de un artesano, integrando la creatividad que tenemos sin los límites de costes que condiciona una larga cadena de intermediarios.
  • Yo decido que quiero y como lo quiero, y quiero que sea pronto, se impone la inmediatez.

Así que, después de un periodo duro de trabajo, donde he invertido dinero, tiempo, mucha energía,… cuando me sigo encontrando una repetida actitud reacia por parte de fabricantes, amarrados a un modelo caduco pero inmenso en su ego, he decidido que quiero y necesito asumir directamente la fabricación de mi producto, aunque se limite a modelos cuyo requisito de fabricación sea más asequible, aunque eso sí, integrando sin limitaciones la mejor creatividad que encuentro en aquellos colaboradores dispuestos, especialmente accesibles entre la industria auxiliar y los creativos.

Empieza pues a parecerse el proyecto una nueva orquesta, donde hay muy buenos músicos, que sin limitaciones y desde un sentimiento de pertenencia vamos a dar respuesta a la intención de un nombre que nació en la presentación de un proyecto a un concurso de emprendedores, la intención de crear “zapatos con alma”.

Post your thoughts